« Según la mitología griega, la ninfa Mintha fue transformada en planta por la Diosa Proserpina, que celosa de ella la transformó en flor »

Aunque todos conocemos la menta principalmente por su uso en la cocina, como ingrediente en diversos platos, y por forma parte de la composición de algunos productos para la higiene bucal, esta planta, aporta más que solo su frescor. Además, ofrece múltiples beneficios para nuestra salud.

En la antigüedad,  diferentes tipos de menta eran utilizadas como componentes de los remedios medicinales chinos, a su vez, los japoneses utilizaban ya el mentol como remedio, 2000 años antes.

Un dato curioso e interesante de esta afamada planta es que han encontrado restos de la misma, en las tumbas del antiguo Egipto que datan de aproximadamente 1200 a 600 años a.C., y que  eran dejadas como tributo funerario para que acompañase al difunto.

Dioscórides, (médico, farmacólogo y botánico de la antigua Grecia,) describía la menta como una planta “benigna para el estómago”, y su contemporáneo, Plinio la recomendaba contra los dolores abdominales y los males biliares. Por su parte, Matthiolus y Tabernaemontnus, hablan de su eficacia para favorecer la digestión, expulsar la bilis y actuar como antiespasmódico.

Fuente: Enciclopedia de Plantas

Ver más curiosidades