Al probar un alimento todos nuestros cinco sentidos, se activan para que podamos experimentar la sensación deliciosa que ocurre en nuestro cuerpo gracias a cada uno de ellos. Por supuesto, entre ellos sentido del gusto es el factor determinante.

Respecto a la aceptabilidad de un alimento, los gustos como el dulce, salado, ácido, amargo y umami cumplen un rol importante  ya que son reconocidos como los gustos básicos. Es importante destacar cada uno de ellos es independiente, es decir, no puede obtenerse de la combinación de los otros.

Entre los gustos básicos está el umami, descubierto en 1908 por el Dr. Kikunae Ikeda. El Dr.Ikeda quien concentró su estudio en el sabor del caldo dashi (hecho a base de algas konbu) e identificó al glutamato como el componente de su sabor sustancioso. A este gusto lo denominó “umami“.

Son 3 los componentes principales que confieren el sabor umami: glutamato, inosinato y guanilato. El glutamato es uno de los aminoácidos que se encuentran comúnmente y en abundancia en la naturaleza. Los nucléotidos que contribuyen al sabor umami son el inosinato y el guanilato que también están presentes en muchos alimentos. Estos componentes principales del umami fueron descubiertos por científicos japoneses y actualmente el umami es reconocido como un gusto universal en varias comidas en el mundo

El Ajinomoto, glutamato monosódico o sal china, es un condimento que potencia el sabor y el aroma de las comidas, además que le da el gusto umami. Este, ha sido utilizando desde 1909, es un ingrediente fantástico para potenciar todas tus comidas.

Fuente: Ajinomoto

¡Compra Ajinomoto!